Skip to main content

Actualizado el jueves, 6 junio, 2024

El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) es un gravamen que genera muchas dudas y preguntas durante una compraventa de propiedades. A menudo, una de las cuestiones más recurrentes es quién debe asumir este impuesto en el proceso de compra y venta de una propiedad. En este artículo, exploraremos a fondo quién paga el IBI en una compraventa, analizando diferentes situaciones y escenarios para proporcionar una guía completa y clara.

¿Qué es el IBI?

El IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) es un tributo local que grava la titularidad de bienes inmuebles. Se basa en el valor catastral de la propiedad y suele pagarse anualmente al ayuntamiento correspondiente. Este impuesto es vital para financiar servicios públicos locales, como alumbrado, limpieza, seguridad, entre otros.

¿Cuándo se paga el IBI?

El IBI se paga anualmente, y las fechas de pago suelen variar según el municipio. Generalmente, se emiten recibos a los propietarios a principios del año y el pago suele realizarse en varios plazos a lo largo del año.

¿Quién debe pagar el IBI, el comprador o el vendedor?

En esencia, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) debe ser pagado por el propietario del inmueble al 1 de enero del año en curso. En otras palabras, si se vende una propiedad en junio, el vendedor, que era el dueño al inicio del año, debe abonar el IBI correspondiente a ese año.

No obstante, la Ley de Haciendas Locales permite que tanto el vendedor como el comprador acuerden de manera libre quién asumirá el pago del IBI durante el año de la compraventa. Este acuerdo debe quedar registrado en la escritura pública de compraventa.

Durante una compraventa de una propiedad, la responsabilidad del pago del IBI puede variar según diversos factores, incluyendo acuerdos entre comprador y vendedor, así como regulaciones locales. A continuación, analizamos quién suele asumir este impuesto en diferentes circunstancias:

1. El IBI lo paga el vendedor 

De acuerdo con los artículos 61, 63 y 75 de la Ley de Haciendas Locales, el que debe pagar el impuesto es el propietario del inmueble al inicio del año, que por lo general es el vendedor. Si no hay un acuerdo entre las partes, este será el responsable de pagar a la Hacienda local.

2. El IBI lo paga el comprador 

Las partes pueden acordar que el comprador asuma el pago del IBI. Este acuerdo es común cuando la compra se realiza al comienzo del año, pero también puede aplicarse en otros casos. Sin embargo, dado que la norma general es que lo pague el vendedor, el acuerdo debe estar registrado explícitamente en la escritura pública.

3. El IBI se paga a prorrata o proporcionalmente

Las partes pueden decidir que el impuesto se pague de manera proporcional al tiempo que cada uno ha sido propietario, dividiéndolo en función de los meses en los que cada uno ha tenido la propiedad.

Esta es la señal para contactar con un Home inspector


Hausum expertos en inspeccionnes técnicas de vivienda

 

Preguntas frecuentes

¿Quién paga el IBI del año en curso?

En una compraventa de propiedad, el IBI del año en curso se suele prorratear entre el comprador y el vendedor en función del tiempo que cada uno ha sido propietario durante el año fiscal.

¿Cuánto se paga de IBI?

El monto del IBI varía según el valor catastral de la propiedad y las tasas impositivas establecidas por el ayuntamiento correspondiente. El importe exacto a pagar se determina mediante la aplicación de dichas tasas al valor catastral de la propiedad.

¿Cómo se repercute el IBI al comprador?

El IBI puede repercutirse al comprador de diferentes maneras según lo acordado en el contrato de compraventa. Puede ser asumido completamente por el comprador, prorrateado entre comprador y vendedor, o incluso cubierto por el vendedor en algunos casos.

¿Qué pasa si el comprador no paga el IBI?

En el caso de que el vendedor no haya informado al ayuntamiento sobre el cambio de titularidad, seguirá siendo responsable del pago del impuesto. En tal caso, el ayuntamiento puede exigir al vendedor el pago del IBI junto con intereses de demora y multas. El vendedor puede exigir al comprador que reembolse lo pagado, pero debe demostrar que el comprador se comprometió a pagar el IBI en el contrato de compra. 

En el supuesto de que el vendedor sí haya informado al ayuntamiento sobre el cambio de titularidad, el comprador será responsable del pago. Si se niega a pagar el IBI, puede implicar la medición de abogados, la resolución del conflicto a través de los tribunales o el ayuntamiento puede embargar y subastar el inmueble para recuperar el IBI pendiente, sin importar quién sea el propietario. 

¿Qué pasa si el vendedor no paga el IBI?

Si el vendedor no paga el IBI correspondiente al período en el que era propietario, puede generar problemas para el comprador. 

En algunos casos, el ayuntamiento puede exigir el pago al nuevo propietario, lo que podría resultar en costos adicionales o complicaciones legales para el comprador. 

En otros casos, el Ayuntamiento tiene la potestad de comenzar un proceso de embargo sobre la propiedad. Esto implica que el Ayuntamiento puede tomar control del bien inmueble para liquidar la deuda pendiente. 

Para prevenir estas complicaciones, es esencial que el comprador verifique que el vendedor no tiene deudas pendientes de IBI antes de proceder con la firma de la escritura pública de compraventa. 

Recomendaciones Prácticas

Antes de cerrar una compraventa de una propiedad, es aconsejable seguir estos pasos para garantizar una transacción fluida y transparente:

  1. Revisar el Contrato: Analizar detenidamente el contrato de compraventa para comprender las responsabilidades fiscales.
  2. Consultar a Profesionales: En caso de dudas o ambigüedades, consultar a un abogado especializado en derecho inmobiliario o un asesor fiscal puede proporcionar claridad y orientación.
  3. Conocer las Normativas Locales: Estar al tanto de las normativas locales y cualquier cambio legislativo que pueda afectar la transacción.

Resumiendo, la pregunta sobre quién paga el IBI en una compraventa de propiedades es crucial para evitar malentendidos y conflictos. La clave reside en la claridad contractual y el conocimiento de las normativas locales. Al seguir las recomendaciones prácticas y buscar asesoramiento profesional, los compradores y vendedores pueden garantizar una transacción exitosa y sin complicaciones.

Recuerda, en el mundo inmobiliario, la información y la claridad son fundamentales para una negociación justa y transparente. En Hausum estamos aquí para ayudarte, si estás pasando por un proceso de compraventa, inspeccionamos tu futura vivienda y evitamos que se convierta en otra pesadilla. ¡No dudes en contactarnos!

¿Necesitas inspeccionar tu vivienda?


Inspecciona tu futura vivienda antes de comprarla