Skip to main content

Actualizado el lunes, 29 enero, 2024

Vender un piso es un proceso largo y complejo. Debes seguir ciertas normas y comprobar si todo está al día y en perfecto estado antes de firmar la escritura. Uno de los puntos más importantes a los que debes prestar atención es lo que debes dejar al comprador una vez que hayas completado la venta.

Lo primero que debes tener en cuenta al vender un inmueble es lo que has especificado en el anuncio de venta. Debes dejar al comprador todo lo que has indicado en el anuncio. Si has indicado que la vivienda viene con calefacción, aire acondicionado y otras comodidades, debes dejarlo para el comprador.

También debes dejar la propiedad atractiva para el comprador. Esto podría incluir calderas de alta gama, sistemas de domótica, cocina totalmente equipada con electrodomésticos caros, puertas lacadas, bañeras de hidromasaje, sanitarios de primera calidad y muebles y decoración de diseño moderno.

En cuanto a los impuestos, el comprador debe pagar la plusvalía municipal, un impuesto recientemente restablecido tras ser impugnado por el Tribunal Supremo, con algunas modificaciones. Otra cosa a tener en cuenta es el Impuesto de Bienes Inmuebles, que también debe liquidar el comprador.

Documentos y certificaciones que debes facilitar al comprador

Al vender un inmueble, debes tomar ciertas medidas para asegurarte de que, cuando el comprador se instale en él, conozca todos los documentos y certificaciones relacionados con el edificio. Esto incluye el Certificado de Eficiencia Energética, el último incentivo del Impuesto de Bienes Inmuebles, la Cédula de Habitabilidad, las últimas facturas de todos los servicios, los planos del edificio, el Certificado de Inspección del Edificio y el Certificado de la Comunidad de Propietarios.

¿Qué más puedes ofrecer al comprador?

Una vez que todo esté listo para que el comprador se instale, debes estudiar qué más puedes ofrecerle. Tal vez podrías dejarle los muebles y otros objetos que no quiera llevarse, como electrodomésticos, ropa de cama y utensilios de cocina. Esto podría ser una motivación extra para que el comprador adquiera tu vivienda, ya que al tener estos objetos ya allí se ahorrará dinero.

Conclusión

Al final del día, es importante que te asegures de que has dejado la vivienda tal y como figuraba en el anuncio de venta. También debes entregar al comprador todos los documentos y certificaciones necesarios, así como cualquier otro elemento que pueda serle útil. Siguiendo estos pasos te asegurarás de que el comprador de tu propiedad quede plenamente satisfecho con la compra.

Leave a Reply